Cosas sucias

Me encantan los alemanes porque sólo ellos saben ser auténticos y raros! Desde el sur de Europa los vemos cuadrados y serios, pero detrás de esos muros de piedra de 2 metros de altura con peluca rubia, se esconde gente con un gran sentido del humor (a veces incomprensible… hay que decirlo). Y si no os lo creéis, echad un vistazo a las imágenes que vienen a continuación ^.^

Lo que veréis son tres muestras de la nueva campaña de limpieza en Hamburgo. Allí, cada 10 metros hay una papelera y cada una de ellas lleva escrito un mensaje diferente para promover su uso (ya bastante extendido) entre los habitantes de Hamburgo (aka las hamburguesas). Sólo veréis tres porque tampoco era plan de volver de Hamburgo con 30 fotos de papeleras… Aunque si alguien quiere ir allí arriba para recorrer la ciudad en búsqueda de papeleras cómicas, yo me apunto! 😀

Las fotos que cuelgo no han sufrido ningún tipo de retoque photoshopero (más allá del típico brillo/contraste añadido…). Son tan auténticas como los creativos alemanes que decidieron hacer esta curiosa campaña ^.^

* Por cierto, se ve que la campaña funciona porque, si os fijáis, en ninguna de las fotos
se ven papeles en el suelo (quien dice papeles dice colillas, cacas de perro, hojas, emboltorios de bollycao, chicles, etc)! Será cuestión de enviarle las fotos al alcalde Hereu para que se inspire…

Teniendo en cuenta que “Herzlich willkommen” es el típico mensaje de bienvenida… Y que “Müll” significa papelera… El resultado vendría a ser algo parecido a “bienpapeleravenido”!


“Abierto 24 horas”

“Tengo fantasías sucias”

o

3 thoughts on “Cosas sucias

  1. Hola, Roser 🙂 Tiempo hacía que no venía a visitarte y me imagino que todos estáis muy bien.

    Hace ya muchos años -ufff, Rebe tenía sólo dos- que fuimos a Alemania los cuatro: Manel, Mari, Paco y yo. REcuerdo unas ciudades limpísimas, ni un solo papel por los suelos. Acostumbrada a ver tanta porquería por las calles españolas que había y sigue habiendo, aquello era algo realmente bonito.
    Me imagino que si la suciedad ha vuelto a las calles alemanas ha sido porque todo se ha ido degradando con el tiempo: más población, más extranjeros, etc.

    Los rótulos de las papeleras son originales, desde luego.

    Pues eso, amiguita, que yo recordaba una Duisburg pulcrísima y un aroma por sus calles a panes riquísimos… ummmm, ¡qué maravilla!

    Un abrazo 🙂

  2. son uns caxonduuuus!!! : )
    genial!!!

    com veus m’estic posant el dia de les teves actualitzacions!!! : P

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *