La Beca Leonardo Da Vinci

 

 

Este es el señor Leonardo Da Vinci y gracias a él cada año miles de jóvenes con inquietudes viajeras se van al extranjero para hacer prácticas, mientras se lo pasan fantabulosamente bien.

Hace más de un año que empecé los trámites para pedir esta fantástica beca de 358 euros al mes que me permitirían vivir un poco más decentemente en París. Hoy, por fin, he entregado la documentación que faltaba por dar: evaluación del estudiante, evaluación de la empresa, evaluación para el Ministerio de Cultura, billetes de ida y vuelta, justificantes conforme pagamos los seis meses de alquiler durante la estancia, comprobantes de la preparación lingüística… ¡Ya está! ¡Ya no más papeles!

Una beca es sinónimo de rellenar decenas y decenas de papeles y hacer fotocopias de todos los dedos de tu mano; sin embargo, vale la pena 😀

Y alguno de vosotros dirá: “Anda, menudo chollo lo de la Leonardo; te vas al extranjero, haces curriculum, aprendes idiomas y, encima, ¡te pagan por ello!” . Exacto, eso mismo pensé yo! Y por eso me fui de Leonardo seis meses en París. Aunque no nos engañemos, 358 euros al mes no dan para vivir pero ayudan bastante.

Cada vez son más las personas que me preguntan cómo conseguí una Leonardo y cuáles son los pasos a seguir para pedir la beca. Aquí van algunos consejos (fruto de mi propia experiencia) para pedir una Leonardo.

ACTUALIZACIÓN DE 2012: ¡ATENCIÓN! Este artículo se escribió en 2007. Creo que las opciones para pedir una beca Leonardo no han cambiado mucho respecto a entonces pero tenlo en cuenta, por favor.

 

¿Qué hay que hacer para conseguir una beca Leonardo DaVinci?

Existen varias vías para conseguirla. Puedes elegir la que más te convenga, al final todas acaban en el mismo sitio: ofreciéndote una beca Leonardo.

 

1) A TRAVÉS DEL MINISTERIO DE CULTURA Y EDUCACION

Te inscribes en su proyecto Leonardo (Atención! Está muy limitado por fechas) y te das de alta en su bolsa de prácticas. Ya sólo te queda esperar a que una empresa contacte contigo.

  •  Las Becas Argo son para recién licenciados
  • Las Becas Faro son para estudiantes finalizando la carrera.

Aquí te lo ponen bastante fácil porque te dan la mitad hecho, pero como es a nivel de todo España la selección es más difícil y la competencia más dura.

 

2) A TRAVÉS DEL DEPARTAMENTO DE MOVILIDAD DE TU COMUNIDAD AUTÓNOMA

El funcionamiento es similar al de las becas del Ministerio: rellenas un formulario y entras en la bolsa. Pero con el problema añadido de que la lista de espera en algunas comunidades (por ejemplo aquí, en Cataluña) es larguísima. A mí me dijeron que para ir a París en el sector de la comunicación tenía que esperar 8 meses, y que quizás ni así lo conseguiría.

Por mala que parezca, esta solución es interesante para aquellos que no tienen un destino (a quienes les de igual ir a Holanda o a Inglaterra o a Suecia, con tal de hablar inglés) ni una fecha prefijada. Si, además, vives en una CCAA más pequeña o con menos demanda (como Baleares; desde aquí un saludo a Rosa, que consiguió la beca en menos de un mes! jeje) los trámites son muchísimo más rápidos.

 

3) SER JUAN PALOMO Y GUISÁRTELO TÚ SOLO

Para mí ésta fue la opción más viable y salió bien. Si decides cortar por lo sano y pasar de los atascos, infórmate de la universidad de tu ciudad o CCAA que tenga el permiso para dar becas Leonardo (para los de Barcelona es la Universidad Ramon Llull > Relacions Internacionals > Beques i Mobilitat > Beques URL > Leonardo DaVinci). Te explicarán paso a paso lo que debes hacer y qué papeles presentar, pero ten en cuenta que eres tú quién debes buscarte la vida. Ellos están allí como intermediarios entre tú, tu facultad y el Ministerio de Cultura, que es quien, al final, da todas las becas. Una vez tengas todo el papeleo hecho, la universidad en cuestión se encargará de pasarlo al Ministerio, elaborar el contrato y el seguro y pasarte cada mes los 358 euros.

 

 

Ahora bien… ¿Por dónde empezar con el papeleo de la Beca Leonardo?

 

1) ÁRMATE DE PACIENCIA Y DESAYUNA DOSIS DE MOTIVACIÓN

Antes que nada, debes estar motivado. La motivación y la paciencia son lo último que debemos perder. El papeleo pre-solicitud de beca será larguísimo y al regresar todavía quedarán cosas por firmar, pero con una sonrisa y un poco de organización pronto estará todo arreglado.

* Nota para los que fueron de Erasmus: la Beca Leonardo conlleva más trámites administrativos, ya que a menudo es el propio estudiante quien debe preparalo todo: buscarse prácticas, rellenar solicitudes, contactar con la asociación de acogida, etc.

 

2) REDACTA UNA CARTA DE MOTIVACIÓN Y UN CURRICULUM ORIGINALES

Una vez hipermotivados y con las ideas claras, lo primero que hay que hacer es redactar una carta de motivación y un buen CV. A partir de entonces éstas serán tus dos mejores armas de cara a causar buena impresión al futuro jefe, ¡así que cúrratelo!

Existen varias webs que dicen cómo redactar cartas de motivación originales y eficaces. En resumen, hay que:

  • Personalizar la carta. Que la carta no sea impersonal, que vean que hay alguien detrás con un estilo propio, que no sea un copiar-pegar de otra carta y, sobre todo, que no se note que utilizas la misma carta para 100 empresas diferentes.
  • Presentar las ideas claras en 4 ó 5 párrafos (quién eres, qué buscas, por qué quieres trabajar en esa empresa y qué ofreces si te cogen).
  • En cuanto al CV deberías traducirlo al menos al inglés y al idioma de tu país de destino.

 

3) PONTE EN CONTACTO CON LAS EMPRESAS QUE TE INTERESEN

Una vez tengas carta y CV (no olvides guardarlo como PDF!!!) deberás dedicar unos días (incluso semanas) a enviarlos por todas partes. Busca emails de las empresas que más te interesen. Si no recibes respuesta, baja de nivel y busca en motores de búsqueda de prácticas (hay bastantes repartidos por internet) y envía a todas aquellas empresas que desees. Cuantos más emails envíes, más posibilidades de que te cojan. Obvio, no? Pues no seas tacaño, y utiliza el email, que es gratis! 🙂

 

4) POR FIN, ¡UNA RESPUESTA AFIRMATIVA!

Abres tu correo y… ¡Sopresa! Una respuesta afirmativa! No conoces la empresa pero dicen que les interesas! Genial! Lee bien las condiciones que te ponen, infórmate sobre la empresa y respóndeles (email o teléfono). Puede que quieran hacerte una entrevista telefónica, ¡estate preparado!

 

5) ¿TIENES CONFIRMACIÓN? RELLENA LA SOLICITUD DE LA BECA

Una vez la empresa te ha aceptado como becario, deberás rellenar un formulario de solicitud de beca y enviar otro similar a tu empresa para que haga lo mismo. Aquí ya se establecerá tu salario (si la empresa te paga algo), las fechas de las prácticas, los horarios y tus tareas en la empresa.

 

6) EL CONTRATO FORMAL

Cuando tengas los dos formularios, deberás entregarlos a la universidad para que lo envíen al Ministerio y hagan el contrato. Normalmente este paso es el más largo y puede durar 3 meses, así que si tienes pensado pedir una Leonardo, empieza cuanto antes mejor.

El contrato se da a las cuatro partes; cada una deberá firmar los cuatro y, como se envía por correo normal, podéis imaginar lo que tarda en llegarte tu copia final… Pero no desesperes, en principio podrás empezar tus prácticas aunque no te haya llegado tu contrato.

 

7) YA ESTÁ EL PAPELEO PRE-BECA. AHORA, DISFRUTA TUS PRÁCTICAS

Con el contrato bajo el brazo, ya nadie te quita tus 358 euros al mes y los casi 1.000 euros extras que pueden darte por el viaje y el curso de idioma de preparación. Disfruta de las prácticas!

 

8) PAPELEO POST-BECA, AL FINAL DE LAS PRÁCTICAS

Cuando vuelvas, como he dicho, deberás seguir rellenando evaluaciones y entregar todos los justificantes (guarda todos los papeles y justificantes durante tu estancia; son tu comprobante de que estuviste allí y no te fugaste al Caribe con el dinerito).

 

Espero que esta información pueda servir de ayuda a los que estáis pensando en salir por Europa a realizar prácticas. Yo sin lugar a duda, lo recomiendo 100% Es una experiencia muy gratificante y enriquecedora, que añadirá valor a tu curriculum.

Si te quedan dudas, puedes dejar un comentario en este post o preguntarme vía Facebook o Twitter. Estaré encantada de ayudarte en lo que pueda.