Fin de semana en Girona

He dejado de contar las veces que he estado en Girona. Es una ciudad que me encanta. Ideal para hacerla andando y con gran variedad de cosas a visitar y hacer. ¡Aquí van mis 10 cosas favoritas a hacer en Girona para un fin de semana de diez!

 

Volver a ser niño en el Museo del cine

El museu del cinema de Girona es un museo para mayores y pequeños, para aficionados a las películas antiguas y para apasionados de las historietas. Es un museo entretenido, lleno de objetos de coleccionista que jamás habrás visto y, sobre todo es un museo para jugar y tocar. En el museo te invitan a que juegues con los aparatos y veas por tu propia experiencia cómo se fue inventando el cine poco a poco. Fabuloso y mágico. Precio entrada: 5 €.

girona-cinema-museu

Tomar un helado de los mejores cocineros del mundo en Rocambolesc

Casi obligatorio tomarse un helado de Jordi Roca en su heladería Rocambolesc, en pleno centro de Girona. Helados diferentes, muy poco clásicos y con sabores gustosos. La heladería del hermano pequeño de los Roca está cerca del río, en la calle Santa Clara, 50. A no perderse tampoco la pastelería que hay justo enfrente donde hacen “xuxos” (bollos rellenos de crema) buenísimos.

Probar la gastronomía floral en el restaurante La Calèndula

En La Calèndula todos los platos se cocinan con flores. No son platos extraños, al contrario: platos tradicionales y buenísimos cocinados con aromas de flores. ¿Suena rico? ¡Espérate a probarlos! Los platos de la carta rondan los 13-20 € y su menú gastronómico cuesta 45€. Mejor reservad, porque es un restaurante muy conocido y habitual entre los habitantes locales.

 

Aprender historia en el Museo de los judíos

El barrio judío de Girona es uno de los mejor conservados de Occidente. Es difícil saltárselo pues sus límites coinciden con el barrio antiguo de Girona. Perderos por sus callejuelas estrechísimas, entrad en la tienda del Carrer de la Força num 16 para ver una casa antigua (ventana y puerta tapiada), y entrad en el Museo Judío si tenéis ganas de descubrir un poco más sobre la cultura judía y su historia de los judíos en Cataluña. El patio del museo es precioso, por cierto. Se accede por c/ de la Força, 8. Precio: 4 €. Ver visitas y horarios.

Cruzar los puentes de Girona

Nunca me cansaría de cruzar los puentes de Girona. El más especial, sin duda, el Pont de Ferro (de hierro) de Gustave Eiffel (sí, el mismo que hizo la Torre Eiffel). Pero también tiene su encanto el Pont de la Princesa (candados) o el mítico y majestuoso Pont de Pedra, donde suele haber mucho ambiente comercial. Todos ellos van prácticamente seguidos, en el río Onyar, así que no tiene pérdida. Desde todos ellos la perspectiva a las casas de colores es preciosa.

girona-pont-ferro-eiffel

Pont de ferro, Girona, de Gustave Eiffel. Foto CC por Federico via Flickr

Visitar la Casa Rafael Masó

La casa de la familia Masó (Rafael Masó fue arquitecto del Noucentisme) se encuentra en la orilla del río Onyar que atraviesa Girona. Sí, su casa es una de las casas del río. La de color blanco con ventanas azules, para ser concretos. Se puede visitar por dentro pero solo acompañados por una visita guiada que hay que reservar con antelación. Si os gusta el arte y la arquitectura, es una visita a no perderse. Página web. Dirección: Ballesteries, 27

Tomar algo en el café Modernista La Terra

Si os gustaría ver el río Onyar desde dentro de una de sus casas pero no queréis visitar la Casa Masó, una muy buena opción es tomar algo en el bar La Terra, que está justo al lado de la Casa Masó. Se trata de un bar modernista, precioso y con mucho encanto para una tarde tranquila. Si tenéis suerte, podréis sentaros en una de las mesas que dan al río y tener una perspectiva única de la ciudad. Dirección: Ballesteries, 23

la-terra-girona-cafe

Café Modernista La Terra, Girona

Comer en el rincón más romático de España: Café Le Bistrot

El Café Bistrot ha sido calificado como el rincón más romántico de España. No sé si será así (¡nos quedan muchos lugares con encanto por descubrir!) pero sin duda el lugar en el que se ubica el café es realmente único y muy fotogénico: las escaleras de Sant Martí y el arco tienen un encanto especial. La comida de Le Bistrot está buena y el precio es asequible. Tienen un menú diario de 14€ con platos muy apetecibles y distintas opciones. Más info. Dirección: Pujada Sant Domènec, 4.

Cafe Le Bistrot, Girona

Cafe Le Bistrot, Girona. Foto cc por Oriol Lladó, via flickr

Pasear por las Murallas y el Parque Arqueológico

Tras reponer energías en alguno de los restaurantes recomendados de Girona, podéis bajar los kilos de más andando por el parque arqueológico y siguiendo sus murallas. Una mezcla de naturaleza e historia y, sobre todo, un lugar muy tranquilo. Desde las torres de las murallas las vistas son excelentes. ¡Abstenerse los que no quieran subir escaleras!

muralles-girona

Murallas de Girona. Vista aérea. Foto CC de Alvaro Galve via Flickr

Ir de escaparates en las Ramblas 

Y por supuesto, algo que no puede faltar en Girona y que siempre apetece es pasear por las calles del casco antiguo, escuchar música en directo en las Ramblas o tomar algo en la Plaça de la Independencia (la de las vueltas) donde encontraréis muchos cafés y terrazas. Seguro que el paseo se alarga porque paráis en dos o tres tiendas bonitas por el camino: ¡Girona está llena de pequeño comercio y tiendecitas monas!

ramblas girona

Ramblas de Girona. Foto CC de Nitachem via Flickr

 

Dónde alojarse en Girona

La oferta hotelera de Girona es muy amplia. Nuestra recomendación si queréis pasar un fin de semana chic, con encanto y queréis estar bien:

girona-hotel-llegendesEl Hotel Llegendes de Girona Catedral, un hotel con encanto en Girona, ideal para un fin de semana en pareja en plan relax o romántico. Es el hotel en el que durmieron Mark Zuckerberg y su mujer cuando estuvieron en Girona para un fin de semana hace un año durante el MWC en Barcelona 😉 ¡Saben elegir bien!

Pertenece al grupo de Petits Grans Hotels de Catalunya y está ubicado en el casco antiguo, junto a la Catedral de Girona.

 

carlemanyEl Hotel Carlemany, uno de los hoteles más reconocidos de Girona, con 4 estrellas y diseño moderno. Mucho encanto, comodidad, arte, diseño contemporáneo y exclusividad. Lo que también es exquisito es su restaurante El Pati Verd, donde probaréis las delicatessen del chef Xavi Arrey. El hotel Carlemany está situado en el centro de Girona, muy cerca de la estación de tren y autobuses; resulta muy práctico y cómodo si necesitas desplazarte fuera de la ciudad. Podéis ver más ofertas en la web de Costa Brava Verd Hotels.

3 thoughts on “Fin de semana en Girona

  1. Hola Roser muchas gracias por la información que me has facilitado. Estaba mirando visitar Girona, aunque de forma breve y no sabia por donde empezar. Saludos.

  2. Hola Roser. Voy a pasar una semana en Noviembre en Lloret de Mar y quiero conocer Gerona capital y provincia. He tomado nota de tus consejos y espero aprovechar el tiempo al máximo. Muchas gracias por toda la información. Un saludo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *