Descubrir Amsterdam en bicicleta

 

Amsterdam está hecha para las bicis. Es prácticamente una anarquía que sólo podría funcionar allí. Aunque pueda parecer un tópico, explorar Amsterdam en bici es realmente la mejor forma de descubrir la ciudad. Aquí tienes 5 razones – seguro que cuando vuelvas del viaje se te ocurren un par más!

  1. Puedes aparcar la bici donde quieras, mientras dejes espacio para los peatones y los coches – cualquier farol, árbol o puente de canal sirve
  2. Puedes moverte hacia la dirección que quieras, tanto si vas en dirección correcta como en contra-dirección – de esto último no estoy segura (me niego a pensar que puedas ir en contra-dirección) pero viendo que los locales lo hacían, nosotros los seguimos y nos funcionó bien
  3. Hay tantas bicis (y tantos candados) que las probabilidades que te roben una bici alquilada son muy bajas
  4. En el centro y alrededores de los canales no hay muchos carriles bici pero realmente no son necesarios, porque las calles son pequeñas, la circulación muy tranquila y las bicis tienen prioridad
  5. Además, las distancias en el centro turístico de Amsterdam son más grandes de lo que parece, por lo que ir andando es una mala opción.

amsterdam en bici

Si estás pensando en alquilar una bici por un día durante tu viaje a Amsterdam haces bien. Pero podrías hacer mejor pensando en alquilarla para toda tu estancia. Sinceramente, vale la pena. Nosotros nos alojamos en el centro, en el canal Herengracht, cerca de la estación central (Hotel Chic & Basic) y la bici fue nuestro método de transporte tanto para ir a visitar los distintos lugares turísticos, como para movernos para ir a cenar, salir, etc. ¡Si la gente de Amsterdam lo hace, nosotros también! Debo reconocer que el primer día intentamos explorar un poco la ciudad (primera toma de contacto) andando, y acabamos totalmente exhaustos. Poco recomendable ir siempre a pie. Otra buena opción es tomar tranvías pero dejas de ver el encanto de los canales ya que pasas siempre por calles principales con bastante tráfico. Además, la bici te da una libertad e independencia a la hora de perderte por la ciudad que no conseguirás de otra forma.

macbikeHay varias empresas de alquileres y tours en bici. La más popular (turísticamente hablando) es MacBike Amsterdam, que cuenta con un tour guiado de 2 horas (15 euros por persona), disponible también en español. Para los que prefiráis alquilar una bici e ir a vuestro aire, MacBike tienen una tienda enorme en la Estación Central. El alquiler te sale por menos de diez euros al día y las bicis son cómodas y consistentes. Además, te dan 2 candados por bici, para asegurarse de que no te la van a robar. Una vez sales de la tienda con la bici, puedes ir donde quieras, tanto dentro como fuera de Amsterdam (subiendo la bici en un tren, hay que pagar un billete de bici aparte).

En nuestro caso, alquilamos las bicis para dos días: el primero lo dedicamos a ver Amsterdam de punta a punta. Íbamos de un sitio a otro, realizábamos la visita y nos volvíamos a montar en la bici para llegar al siguiente punto. He guardado en un mapa interactivo la ruta que realizamos por si puede servir de orientación a otros viajeros.  El segundo día, como ya teníamos la sensación de haber visto bastante bien Amsterdam, nos montamos en un tren hacia el norte y fuimos a pedalear por la campaña holandesa, entre molinos, parques y casitas familiares. Esto último lo contaré en otro post. Hoy me centro en la ruta que seguimos dentro de Amsterdam:

Ver mapa más grande

A) ESTACIÓN CENTRAL. Allí está Macbike. Está abierto de 9 a 17.45h cada día de la semana.

B) ESQUINA BROUWERSGRACHT – PRINSENGRACHT. La esquina donde se encuentran estos dos canales es una de las más fotografiadas de Amsterdam, por sus curiosas casas inclinadas.

Esquina Brouwersgracht Prinsengracht

Esquina Brouwersgracht Prinsengracht

C) ANNE FRANK HOUSE. Siguiendo por Prinsengracht, llegas a la Casa de Ana Frank. Siempre hay unas colas tremendas así que nosotros decidimos seguir el camino. Volveremos otro día…

D) MUSEUMSPLEIN. Para salir del anillo de canales  lo más cómodo es cruzar por Leidseplein, una de las zonas de marcha más populares. Suele haber mucha gente por esa zona, pero siguiendo el carril bici no hay pérdida y llegas fácilmente a Museumsplein donde se encuentran el museo Van Gogh y el Rijks Museum entre otros, además del famoso símbolo “I Amsterdam” que es actualmente la marca turística de la ciudad.

E) VONDELPARK. Con tanta cultura a uno le entra el hambre así que una muy buena opción es acercarse a Vondelpark y hacer un picnic. Esa era nuestra romántica e idílica idea hasta que se puso a llover (lloviznar, más bien). Si es también vuestro caso (hablemos claro: lo habitual es que llueva…) no te preocupes, Vondelpark tiene un plan B que es mejor todavía: el CAFÉ VERTIGO (F). Se trata de un café situado en el Eye Film Institut, y decorado con fotos de actores famosos. Una cafetería-restaurante grande y con encanto donde puedes comer o tomarte un chocolate caliente con nata exquisito.

chocolate con nata en cafe vertigo amsterdam

Chocolate con nata en el Cafe Vertigo de Amsterdam

G) HET GRACHTENHUIS. Con las fuerzas renovadas para seguir pedaleando, te propongo que visites la Casa-Museo de los Canales, sobre todo si estás interesado en la historia de Amsterdam y la formación del anillo de canales. Es un museo interactivo y multimedia (aunque sólo dispone de inglés y holandés), una buena opción para los niños y para los mayores como nosotros que buscan experiencias interesantes lejos de lo típicamente turístico.

H) BLOEMENSMARKT (mercado de flores). Desde allí no estás lejos del Mercado de Flores, una visita obligada en Amsterdam. No puede haber un souvenir más típico de Holanda que comprar una bolsa de bulbos de tulipán en el Bloemensmarkt.

I) BEGIJNHOF. En una entrada escondida de la plaza Spui, está este hermoso patio interior con iglesia propia. Begijnhof es un lugar totalmente aparte de la ciudad, con una tranquilidad inspiradora y una belleza envidiable. Cuidado con los horarios, el acceso al patio se cierra al atardecer.

Begijnhof Amsterdam atardecer

Begijnhof, Amsterdam, al atardecer

K) BARRIO ROJO. Después de cenar, nuestra última parada en bici fue para llegar al barrio rojo. Aparcamos donde pudimos y nos pareció seguro, y andamos por las callejuelas. Ahí no hay otra opción. Sin embargo, es muy cómodo llegar con la bici atravesando el centro histórico de Amsterdam y pasando por lugares emblemáticos como la PLAZA DAM (J).

Por el camino encontrarás rincones con encanto y muchos puentes y canales “preciosos para hacer una foto” , pero sobre todo disfrutarás haciendo turismo de otro modo distinto a lo que estamos acostumbrados. Sin prisas, sin aglomeraciones, a tu ritmo (o al de tu pedaleo) y a tu gusto. Y es que esto de visitar una ciudad montado en una bici tiene su qué. Lástima que sólo funcione bien en Amsterdam…

 booking

Consejos para ahorrar en Amsterdamrentalcars

  • Si tienes previsto visitar varios museos y hacer alguna actividad, el Holland Pass te sale a cuenta. Se trata de una tarjeta “City Pass” de 28€ con muchos descuentos y “skip the line” para Amsterdam y otras ciudades (La Haya, Rotterdam). Las hay de distintos precios y validez de días. Esta de 28€ te permite entrar gratis a 5 atracciones turísticas que tú elijas y no tener que hacer cola para comprar los tickets (muy útil si tienes pensado visitar el Museo Van Gogh o el Riijks, donde habitualmente se forman larguísimas colas).
  • Si te gustan las flores y quieres ver tulipanes, tu lugar está en el jardín de Keukenhof. Está a las afueras de Amsterdam pero hay varios tours que te llevan allí para pasar el día rodeado de tulipanes muy coloridos. Obviamente, la mejor época para visitar Keukenhof es primavera. Nosotros no pudimos ir porque fuimos en noviembre – siempre debe quedar algo para la próxima vez, verdad?
  • Si quieres sorprender a tu pareja con un crucero romántico (para cenar, comer o un rato por la tarde),  reserva con antelación uno de estos tours. Son muy solicitados y suelen agotarse los tickets para el mismo día.

 

4 thoughts on “Descubrir Amsterdam en bicicleta

  1. Roser, la casa de Ana Frank es un “must see”. Es superinteresante. Muy recomendable. Lo de la bici me lo apunto. De hecho uno de nuestros próximos viajes será Holanda dos semanitas con los peques a cuesta, así que probaré la experiencia de ir en bici, pero antes tengo que enseñar a la tropa a ir en bici 😀

  2. Hola! me encanto lo que escribiste, una pregunta que hacian con las bicis por las noches? las devolvian o las dejaban afuera atadas? muchas gracias

  3. Algunos ciclistas deberiamos imaginar el paraiso asi tal cual es Amsterdam. Bicicletas de aqui para alla a toda hora.
    Con el auge de las bicicletas electricas tampoco se han quedado atras, ya cuenta con un parque de mas de 1 millon de electricas. A pesar de la super poblacion de bicicletas a toda hora , todo se mantiene con cierto orden , y claro, es lo que me refuerza esa idea de que en esta ciudad algo divino y celestial interviene. “Amsterdam houdt van fietsen”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *