Alpes Franceses

Escapada de esquí a los Alpes Franceses

Todo fan de la nieve debería esquiar, al menos una vez en la vida, en los Alpes franceses. Pistas anchas y largas, caminos entre árboles, paisajes increíbles a 3.000 metros de altura, gran variedad de estaciones, excelentes instalaciones de remontes, buena relación calidad-precio y, además, una buena oferta gastronómica y de ocio para después del esquí (el “après-ski”). Todo ello hace que sea la elección de muchos, incluso para los que tenemos los Pirineos al lado. 

A mediados de marzo estuvimos en Courchevel, en el Valle de Tarantaise, uno de los 3 valles que conforman Les Trois Vallées, el dominio esquiable más grande del mundo. Es una zona preciosa, con buen clima, buena nieve y paisajes alpinos espectaculares: árboles por todos lados, pueblos encantadores, valles estrechos y montañas encrespadas.  Un total de 6 días, muy bien aprovechados: 2 para conducir (ida y vuelta), 3 para esquiar y uno para descansar. Y contando que el tercer día de esquí fue en el Montblanc, ya damos por seguro que fue “la esquiada de nuestras vidas”. Aquí va una pequeña guía rápida para preparar mejor una escapada a los Alpes, para aquellos que tengáis en mente alojaros cerca de Courchevel:

Eligiendo el campamento base: el alojamiento

Alquilamos este precioso y moderno apartamento por Airbnb.  La reserva con Airbnb nos permitió hacer una escapada de 5 noches, de jueves a martes, ya que lo habitual es tener que coger un paquete vacacional que incluye 1 semana (7 noches), de sábado a sábado. La oferta de apartamentos en los Alpes de Airbnb es bastante buena y no tuvimos ningún problema para la reserva, lo cual se agradece. Como en el caso de Wimdu, Airbnb es una plataforma donde los particulares pueden poner su espacio en alquiler (casa, apartamento o habitación de invitados). Hasta el momento, habíamos sido siempre los anfitriones, y ésta era la primera vez que íbamos como huéspedes; no estuvo nada mal. ¡Repetiremos!

alojamiento en los alpes franceses

Vistas desde la casa, durante una tarde de nieve

El apartamento estaba situado cerca del pueblo de Bozel, en el vecindario de Tincave, elevado en la montaña – a 1600m, justo en frente de las pistas de esquí de Courchevel. Era precioso levantarse por la mañana y ver el paisaje nevado por la ventana ¡WOW! Al estar fuera del pueblo, estuvimos muy tranquilos, lejos del estrés pero, eso sí, ¡con wi-fi! Bozel está a 7 minutos en coche (por un camino de curvas, como todas las carreteras alpinas) y allí hay de todo: panaderías, pizzerías y supermercado – no necesitamos nada más! Una recomendación gourmet: si estáis en Bozel, comed en el restaurante-pizzeria Le Bonrieu – espectaculares fondues y deliciosas pizzas!

 

Estaciones de esquí cercanas

COURCHEVEL – LA TANIA

Es, por supuesto, la que más nombre tiene y también la más cara. Forma parte del dominio Les 3 Vallées pero hay posibilidad de comprar sólo el forfait de la estación Courchevel – La Tania (en ese caso, unos 40€). Creedme, con eso hay más que suficiente; son pistas infinitas! La mayoría de las pistas son rojas pero muy anchas y sencillas. Lo más curioso de Courchevel es que es propiamente un resort alpino y, mientras vas esquiando, puedes ir recorriendo el pueblo, situado en 3 niveles/altitudes distintas: Courchevel Praz (1300m), Courchevel 1550, Courchevel 1650 y Courchevel 1850. Arriba del todo, se concentran la mayoría de hoteles y puntos turísticos. Y es desde allí que parten los remontes hacia los picos más elevados a 2500m.

Pistas de Courchevel

Esquiando en las pistas de Courchevel

Consejos a tener en cuenta:

– ¡Ojo! En Courchevel es complicado aparcar el coche. Hay pocos parkings gratuitos al aire libre; y en la calle la mayoría de plazas son para huéspedes de hoteles. Hay la opción de dejar el coche en parkings cerrados, no muy caros afortunadamente: 10 euros / jornada de esquí.

Desde Bozel salen buses lanzadera que te suben a los distintos niveles de Courchevel desde donde tomar los “tele-huevos”. Es una buena opción si te alojas en Bozel y quieres dejar el coche en casa.

 

LA PLAGNE (PARADISKY) 

Forma parte de otro dominio esquiable: Paradisky. El valle cae lejos en coche pero conecta con el pueblo y estación de esquí de Champagny En Vanoise, por lo que está muy cerca de Bozel, incluso más que Courchevel. Hay que ir hasta Champagny y allí tomar un tele-huevo directo a La Plagne, al otro lado de la montaña. La Plagne es una estación más turística ya que cuenta con un glaciar situado a 3170m. Son muchos los que aprovechan el día de esquí para hacer una excursión hasta el glaciar, de remonte en remonte, y bajar tranquilamente por pistas azules a la vuelta. A destacar también una pista curiosa, llamada Tunnel, que es literalmente un túnel construido en una montaña. Obviamente, paramos a hacer la foto – ya os lo dije: es muy turístico.

picnic verdons la plagne

Mesa de picnic a 2500m en el pico de Verdons, estación de La Plagne

Telehuevo esqui

Los tele-huevos suelen subir mucha altitud, desde los valles hasta picos muy elevados

Alpes Franceses

¡Hacer un picnic con estas vistas, no tiene precio!

Consejos a tener en cuenta:

– ¡Ojo! De regreso desde La Plagne a Champagny hay dos opciones: tomar el tele-huevo hacia abajo, o bajar por una pista roja muy desaconsejable a debutantes: suele fundirse rápido la nieve, que acaba siendo nieve-primavera, en una pista llena de baches y muy estrecha. Si lo hubiéramos sabido, sin duda habríamos cogido el tele-huevo.

– El parking cerrado de Champagny es gratuito 🙂

– En el pico de Verdons hay una zona de pic-nic ESPECTACULAR!

 

PRALOGNAN LA VANOISE 

Es una estación más pequeña y familiar. La descartamos, pero es muy aconsejable para debutantes, ya que está llena de azules y verdes.

Eso sí, nos acercamos a Pralognan el último día, para pasar la tarde en su Complejo Olímpico (Albertville fue sede de los JJOO de Invierno del 92, y Pralognan albergó las pruebas de Curling), que nos vino de perlas como spa!  Con un ticket de 7 euros pudimos aprovechar la piscina (con tobogán incluido, fantástico para los niños), jacuzzi y saunas. Una tarde de recuperación tras tanto esquí.

Para aquellos que preferís un baño termal de verdad, preguntad por Brides-Les-Bains. Está a 15 min de Bozel (hacia Albertville) y, como indica su nombre, hay un complejo termal conocido.

 

En este mapa encontraréis marcados los pueblos y pistas de esquí recomendadas:


Ver Alpes Franceses en un mapa más grande

 

Si estáis pensando en hacer una escapada a los Alpes franceses, os recomiendo mucho visitar esta zona. Ideal para familias con niños, ya que hay un sinfín de actividades para ellos: desde raquetas de nieve, hasta piscinas. Pero lo mejor de todo es que la mayoría de pistas de esquí tienen una pista especial para bajar en trineo!!! Subes en tele-huevo como los demás esquiadores, y desde arriba vas bajando por una pista de varios kilómetros. Impresionante. Nos encantó la iniciativa, aunque nos quedamos con las ganas de probarlo. Feliz esquí!

 

One thought on “Escapada de esquí a los Alpes Franceses

  1. Curiosamente hoy he publicado mi experiencia en los 3 Valles. Estoy contigo en que es una estación que todos los amantes del esquí deberían visitar. Nosotros nos quedamos en Saint Martín de Bellevílle, un pueblo que nos gustó muchísimo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *