Planing de 2 o 3 días en París

¿Qué ver en un fin de semana en Paris? ¿Dónde comer? ¿Qué visitar?

A los amigos que me preguntan qué recomiendo ver, comer y visitar en Paris les digo: “Dejad la guía en casa, coged unos buenos zapatos (y un paraguas, por si las moscas) y salid a pasear por París. La ciudad el amor, de la luz y de la moda, es también la ciudad de los paseos y las callejuelas encantadoras. Siempre hay algo nuevo a descubrir en París”.

¿ MUSEOS ?

Personalmente, no soy  gran fan de los museos. Aparte, para ver y disfrutar de los museos de París necesitaríamos estarnos al menos 3 o 4 días. Si sólo se tiene un fin de semana largo, hay que elegir: o sólo museos o sólo paseos. Si eliges la segunda opción, sigue leyendo mis recomendaciones. Si elegiste la primera, no te podré ayudar así que mejor prueba a consultar en otros blogs… Désolée! Eso sí, quizás te sea útil (y rentable) comprar el Paris Pass. Te ahorrarás colas y tiempo, sobre todo si ya tienes claro que vas a visitar el Louvre y el Orsay. Es válido para 2, 4 o 6 días y tenéis ya las entradas para ambos museos, además de otras atracciones turísticas como el Arco de Triunfo o un crucero por el Sena.
 

DÍA 1. DÍA DE PASEOS 

La ruta empieza donde comienzan muchas de las citas y las quedadas de los parisinos: en Saint Michel (metro). La fuente del arcangel es el punto de encuentro de todo el mundo, y un buen comienzo de ruta andando por el centro de París. Cruzad el río (Sena), disfrutad del gran Hôtel de Ville (ayuntamiento), el museo moderno Pompidou y sus alrededores, la Consergerie, Notre Dame (las torres valen mucho la pena pero habitualmente hay mucha cola, asi que piénsatelo bien), pasearos por los Quais de la Seine (los domingos, los Quais están cerrados a la circulación y son siempre un buen momento para los paseos en bici, patines o andando). Podéis comer en el barrio Latino (Quartier Latin) o en Saint Germain. Ambos barrios están muy cerca y concentran una gran oferta de restaurantes donde se puede comer por menos de 15 euros un menú mediodía o un ‘plat du jour’. El Quartier Latin es más multicultural y turístico; Saint Germain, por su lado, es más frecuentado por parisinos (recomendación en Saint Germain: Café Jade en la rue de Buci; no estaréis anchos pero comeréis bien!). Después de comer, si estáis en Saint Germain os cae cerca el Pont des Ars y, en frente, el Louvre.

Por la tarde, podéis pararos a descansar en los Jardines de Luxemburgo, en el barrio Latino. Allí descubriréis la pasión de los parisinos más peques por los barquitos (‘les petits bateaux‘). Cogeros un par de sillas (de las que están un poco reclinadas!) y haced una buena siesta. Una vez tengáis energías renovadas, os podéis plantear seguir paseando por el barrio.Muy cerca están: la Universidad de la Sorbonne, el Panthéon y la concurrida calle Mouffetard, donde se reúnen habitualmente los jóvenes y estudiantes. Podéis cenar allí. Tenéis dos opciones, ambas deliciosas:

  1. Comer una fondue
  2. Comer una crêpe/galette.

Si optáis por la segunda y no os importa comer de pie por la calle, id al Au P’tit Grec. Nunca vais a probar una galette tan rica! Hecha al más puro estilo kebab pero en plan francès. Deliciosa! Siempre hay cola pero merece la pena esperar y ver como el chico ‘construye’ tal delicia.

paris2

DÍA 2. LUGARES EMBLEMÁTICOS

¿Qué debes visitar en París? Obligado en la primera visita: Montmartre y la Torre Eiffel. Empieza por una cosa u la otra dependiendo de donde tengas el hotel y de tus propios planes. Ambos sitios son súper turísticos, así que si sois -como yo- de los que huyen de guirilandia, os vendrán bien algunos consejos:

Montmartre: famoso por la plaza del Tertre, el Sacré Coeur (Sagrado Corazón) y el Moulin Rouge (el de verdad no tiene nada que ver con el de la peli, lo siento), en Montmartre hay otras cosas interesantes a descubrir: un museo de Dalí escondido cerca de la Plaza del Tertre, una ruta para descubrir los lugares donde se rodó el film Amélie (la cafetería, la tiendecilla de Cournichon, la rue Saint Martin…), el muro del Je T’aime (dentro de un parque pequeño en la salida del metro Abbesses, hay una pared pintada con la frase “te quiero” en todos los idiomas del mundo).

Torre Eiffel: para subir a la Torre Eiffel, suele haber siempre mucha cola. Hay dos formas de saltársela: comprar por internet por internet y acceder al ascensor sin hacer cola, o subir andando hasta el 2º piso (yo lo hice después de ir patinando durante 1 hora y luego me colgué los patines a la espalda, por lo que no es difícil). Si sólo queréis hacer mil fotos de la torre, os aconsejo bajar en metro Trocadéro, desde donde tendréis la mejor vista. Si hace bueno, los Champs de Mars son un lugar ideal para un picnic! Por la noche y para los que queráis que esta escapada París deje un buen sabor de boca, también existe la opción de cenar en la Torre Eiffel. Nosotros se lo regalamos a mis cuñados como regalo de bodas.

Si después de Montmartre y la Tour Eiffel os sobra tiempo y energías, podéis dejaros caer por el barrio de Le Marais, el barrio judío de París (también el barrio gay). Hay mucho ambiente por la noche! Y si os gusta el dulce, no estáis lejos de la isla de Saint Louis donde encontraréis los helados Berthillon, los mejores de todo París!

Paris 2009-02

La Torre Eiffel al atardecer, en un pic-nic en Champs de Mars

¿ 1 DÍA EXTRA ?

Para los afortunados que os quedáis un día más, el tercer día todavía tenéis cosas pendientes por ver en París: los Champs Elysées, el Arco de Triunfo, la Défense, el barrio de negocios de la Madeleine, los grandes almacenes (recomendación: en el último piso de los almacenes Printemps hay una terraza donde podéis tomar algo o simplemente entrar gratis y disfrutar de una magnífica vista de París!), la Ópera, la Torre Montparnasse (otra opción para ver París desde lo alto), las catacumbas en Denfert Rochereau…, y un sinfín de cosas! Pero mejor dejarlo para la próxima visita, ¿no créeis? Así, siempre habrá una excusa para volver a París! 😉 Consejo para las Catacumbas: siempre suele haber MUCHA cola, así que si podéis, reservad el ticket por internet y ahorraréis tiempo.

UN HOTEL BOUTIQUE CON ENCANTO CERCA DE MONTMARTRE

sacha-hotel-parisUn hotel muy cuco, original, con encanto y con un servicio excelente es el SACHA HOTEL. Lo elegí para mi hermano y cuñada y quedaron encantados, así que os lo recomiendo también a todos vosotros. Lo que me gustó es que es un hotel boutique de diseño en el que todas las habitaciones y estancias están decoradas como si fuera un teatro. Me pareció muy original. Los precios son muy buenos (fin de semana, 2 noches con desayuno salió por 150€; por ser París está super bien! Era un fin de semana de Enero, eso sí…). Mi hermano me comentó que el desayuno está genial y es abundante (tipo buffet francés; lo mejor los croissants). Y cada tarde tienen petit-fours y champagne gratis para todos los clientes. ¿Qué os parece? 🙂  La localicación: en el barrio del Opéra (9º) pero a cuatro calles de Montmarte (entre metro Saint Georges y Pigalle). Haced click aquí para reservar con Booking (cancelación gratuita).

booking