lubeck erasmus

Experiencia de un Erasmus en Lübeck, Alemania

Hace un par de días recibí un email de una buena profesora de Lübeck en el que me comentaba que, junto al coordinador de Erasmus de la UPF, estaban pidiendo a los estudiantes de la Pompeu que hubieran salido a estudiar fuera, que escribieran su experiencia Erasmus para animar a los futuros estudiantes. Supongo que Alemania, por el tema del idioma, no es todavía una de las destinaciones preferidas por los estudiantes… (y es una lástima, por cierto, porque Alemania tiene mucho por enseñar)

Se la acabo de enviar, esperando y deseando que mi texto motive a más de un estudiante a erasmusear por Alemania. Y ya que tengo el texto hecho, lo posteo en el blog por si consigo llegar a algún navegante más, indeciso por ir o no de Erasmus a Alemania. En fin, aquí os dejo mi experiencia:

Aunque pueda sonar a tópico, los cinco meses que estuve de Erasmus en Lübeck fueron los mejores de mi vida. La libertad de poder (por fin!) vivir a mi aire, el reto diario de decidir mi vida (aunque a veces no fuera nada sencillo), un país fascinante por descubrir a cada paso que daba, geniales compañeros internacionales que se convirtieron en mis hermanos, la satisfacción personal por comunicarme en alemán, la integración en la sociedad alemana…

Lübeck me acogió con los brazos abiertos. Elegí la Fachhochschule porque disponía de materias en inglés, aunque finalmente me lancé a la piscina y decidí hacer las clases en alemán por ofrecer materias muy atractivas relacionadas con el diseño multimedia y la animación 3D. Y fue un acierto total. Aprendí a ver las cosas desde la perspectiva del diseño y la creatividad, y gracias a los trabajos en grupo con mis compañeros alemanes, me impregné de la filosofía alemana tan “cuadrada” pero tan eficiente y productiva a la vez.

El ambiente en el campus era realmente fabuloso y los estudiantes de fuera éramos como una gran familia. Todos vivíamos en las residencias del campus, por lo que un día se cenaba en casa de uno, al siguiente en casa de otro… Pero sin duda lo mejor eran las fiestas al más puro estilo alemán: en la ‘Mensa’ (el comedor de la escuela) o en alguna sala común de la universidad. ¿Quién dice que los alemanes son aburridos? ¡Está claro de que los que estudiaban en Lübeck, no!  😀

Casi todos teníamos una bici para movernos por el campus, ir a comprar, dar una vuelta por los alrededores o acercarnos al centro (precioso, por cierto!). Lübeck es una ciudad pequeña pero muy acogedora y con un encanto que la hace especial. Eso sí, ya os aviso de que si algún día vais, os llevéis un buen chubasquero!

Alemania ahora está de moda. La gente que ha estado allí unos meses vuelve enamorada de su estilo de vida. Todavía nos queda mucho que aprender de la su perseverancia, de su ecologismo, de su metodología, de su lógica aplastante; hacer el Erasmus en Alemania es un excelente primer paso.

Mi vida no se entiende sin aquellos meses en Lübeck. Ese “Sommer Semester” cambió mi vida y seguramente también mi manera de ser. Actualmente, soy freelance de marketing online gracias, en buena parte, a esa primera dosis de formación multimedia y web que recibí. Persigo mis objetivos hasta conseguirlos, confío en el trabajo en equipo, soy fan del diseño y del arte y no tengo miedo de los nuevos retos; porque si hace unos años sobreviví en Alemania, ¡ya nada se me puede resistir!

Ojalá pudiera volver a esos “tiempos Erasmus”. Recuerdo con una sonrisa los atardeceres en Lübeck, cuando de repente dejaba de llover y nos reuníamos en la terraza del 5º piso para ver caer el sol, mientras sonaba música internacional y mis amigos preparaban la próxima fiesta. Por eso, cuando la gente duda si irse de Erasmus, no lo consigo entender. ¿En serio te lo vas a perder?

spotify Lista de música alemana en Spotify

lubeck erasmus

Mi bici y yo delante de la Holstentor. Lübeck, 2005