Füssen, al pie de los Alpes

Füssen es un pueblecito turístico alemán que, como su nombre indica, está al “pie” (o pies, mejor dicho…) de los Alpes. Está a escasos kilómetros de la frontera con Austria y muy cerca del norte de Italia, por lo que abundan los turistas italianos y, también, las pizzerías (de agradecer, tras llevar ya 4 días comiendo carne). Casi todos los turistas que llegan a Füssen están de paso visitando el famoso castillo de Neuschwanstein, pero es totalmente recomendable pasar un par o tres días disfrutando de la naturaleza y los paisajes alpinos. Nosotros estuvimos 3 días enteros y, sinceramente, no nos hubiera disgustado quedarnos otro día más porque en los alrededores de Füssen hay miles de cosas por hacer.

 Castillo de Neuschwanstein y senderismo

Castillo Neuschwanstein El castillo del rey de Baviera se construyó hace poco más de un siglo por lo que es un castillo moderno con instalación telefónica incluida! Sólo se puede acceder al recinto comprando ticket para la visita guiada pero vale la pena verlo por dentro. El ticket se compra abajo, enrentalcars2 el pueblo de Schwangau, antes de empezar la cuesta hacia el castillo (20 minutos andando a paso ligero, pero atención que sube bastante!). Una vez arriba, la eficiencia alemana te indicará la fila en la que debes situarte para empezar la visita guiada (va por número, como en la carnicería!).

Después de la visita guiada, puedes tomarte tu tiempo para disfrutar de los alrededores: acércate al puente colgado (Marienbrücke), o a la cascada, o incluso si quieres puedes seguir las rutas marcadas por la montaña, más allá del puente. No obstante, ten en cuenta que la foto que vas a tomar del castillo siempre será desde detrás, por lo que si quieres conseguir capturar la típica foto de las postales, deberás bajar e ir a buscar el teleférico de Tegelberg (dos montañas más allá).

Si estás alojado en Füssen, puedes ir andando hasta Schwangau (30-40 min) o en bici. Los carriles bici están súper bien conservados y siempre están apartados de la carretera.

Vuelta en bici al lago Forggensee (30km)

Lago Fussen Para una excursión de medio día es muy recomendable dar la vuelta en bici al lago Forggensee, el tercero más grande de Baviera. Las bicis se alquilan en la estación por 10 euros todo el día (24h). Desde Füssen sale el carril bici que da la vuelta al lago (no olvides el mapa, porque no hay un único camino posible). Si puedes elegir, empieza la ruta en dirección a Schwangau, de esta manera evitarás las cuestas más pesadas. Pese a que da la vuelta al lago, gran parte del recorrido es por el interior, en medio de granjas, campos y pueblecitos, y hay que avisar que no siempre es llano… Si es verano y hace buen día, llévate el bañador ya que por el camino encontrarás varios sitios donde puedes bañarte.

Visita relámpago a Austria

Reute Austria Si tienes coche, tienes la opción de pasar un día en Innsbruck, que está a apenas 1 hora. Sino, olvida lo de ir a Innsbruck en tren ya que en Füssen termina la vía… (deberías regresar a Múnic y de allí coger otro tren). En cambio, puedes tomar un bus desde la propia estación y pasar el día (o medio día) en Reutte, un pueblecito (más grande que Füssen) del Tirol (Austria). Reutte está a sólo 15km (se podría ir en bici también; hay bici-carril todo el trayecto) pero el bus tarda 40 minutos (va por todos los pueblecitos de la zona a recoger a los abueletes…jeje). Toda una experiencia. Desde Reutte también salen varias excursiones a pie, pero si tienes poco tiempo y estás de paso, con visitar el pueblo y subir al pequeño monte, tendrás suficiente.

Garmisch-Parternkirschen

Si estás más días por la zona, es bueno saber que puedes pasar otro día en Garmisch-Partenkirschen, la famosa estación de ski donde tienen lugar los saltos de esquí y donde también se encuentra el monte más alto de Alemania (Zugspitze). Probablemente desde arriba haya una vista preciosa a los Alpes!

La Ruta Romántica

Füssen es la última “estación” de la ruta romántica, una carretera que recorre varios pueblos de Baviera llenos de encanto. Hay quienes hacen la ruta en coche, pero bici tiene que ser una pasada!

Dónde comer en Füssen

En el Römerkeller comerás bien y por poco dinero. Platos típicos de la región. Para beber, pídete la cereveza König Ludwig en honor al rey bávaro 🙂

Dónde dormir

Estuvimos alojados en el hostal L.A House. Limpio, barato y cómodo. Estuvimos muy bien. Su único problema es que para desayunar siempre hay lo mismo: huevo duro, café/te, zumo y panecillos con mermeladas o mantequilla. No están acostumbrados a tener huéspedes durante más de 2 noches… jeje.

booking