Excursión desde Nueva Orleans: las Plantaciones

En busca de un poco de historia, nos plantamos (y nunca mejor dicho) en Nueva Orleans con la idea de pasar un día visitando alguna de las pocas (comparadas con las centenares que había antes) plantaciones que todavía existen en Louisiana y aprender sobre la historia de Estados Unidos. Sin embargo, ya os digo ahora que nos llevamos un chasco.

1. Esperábamos una clase magistral acerca de la guerra de secesión, la manera de vivir de los estados del sur, el tema de la esclavitud, los términos criollos / cajun… Y nos econtramos en un tour donde el hilo principal era la historia de la familia que había llevado el negocio de esa plantación – sí, sí, con cotilleos incluidos! xD Tremendo ver a la yayas del tour escandalizadas con los cotilleos.

2. Pensábamos que nos enseñarían las plantaciones, su funcionamiento, cómo se hace el azúcar o que incluso veríamos a gente trabajando en ellas, siguiendo el negocio… Y nos encontramos con que hacía años que prácticamente todas las plantaciones de Louisiana han quedado abandonadas y ahora son negocios enfocados al turista.

3. Sintiéndolo mucho, debo reconocer que a los europeos no nos impresiona entrar en una casa del 1800 y quedarnos sólo con la visita a las diferentes habitaciones… – Y cuidado, ¡porque está encantada!, nos dijeron

Hay 2 grandes plantaciones: LAURA PLANTATION y OAK ALLEY PLANTATION. Ambas son las más turísticas. Dicen que en Laura te explican más cosas sobre la vida familiar, la casa, los cotilleos de la familia; mientras que en Oak, el hilo principal del recorrido es el jardín, los árboles y también la casa, obviamente. Si no dispones de coche, no te preocupes, hay varios tours organizados que salen desde el centro de Nueva Orleans (French Quarter) y te llevan en autocar a las plantaciones. Casi todos ofrecen la opción de ver las 2 casas (6 horas aprox) o la opción de hacer sólo 1 tour (3 horas aprox). Nosotros elegimos visitar Laura Plantation, porque vimos que era el más visitado; de vuelta, el autocar paró delante de Oak Alley y pudimos dar una pequeña vuelta por la tienda (obviamente, con comisión para el señor del bus), por un pequeño trozo del jardín e incluso por la entrada principal de la casa para hacer la foto de rigor.

Oak Valley Plantation

Foto de rigor en Oak Valley Plantation

Concluyendo este post debo decir que no estuve muy contenta de la excursión a las plantaciones. Es una lástima que, por algo auténtico e histórico que tienen, no sepan enseñarlo bien y se queden en lo “superficial” de la cuestión. Quizás la historia y el problema del racismo sea todavía demasiado reciente y actual para poder hablar y explicar con libertad de expresión ¿?

And last but not least, mi consejo: nosotros en NOLA no teníamos coche y nos vimos obligados a reservar este tour organizado, que te lleva a las plataciones más turísticas. Aparte de Laura y Oak hay muchas más, y probablemente sean más “reales” y tengan menos turistas (parecíamos borregos, siguiendo a la guía – y dándole todos 1 dólar de propoina al finalizar, por supuesto!), pero a estas sólo se llega si tienes coche y libertad de movimientos. Así que, si tenéis la suerte de llegar a NOLA en coche, escaparos de Laura y Oak, visitad otras distintas y luego me contáis qué tal. ¡Suerte!

¿Planeando un Roadtrip por la Costa oeste de Estados Unidos?
Echa un vistazo a nuestra ruta: Roadtrip Estados Unidos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *